El pulido de hormigón es una opción cada vez más demandada no solo por las empresas en la renovación de sus instalaciones, sino también en la construcción de las nuevas, por presentar grandes ventajas sobre los suelos tradicionales en los que el proceso se finalizaba con el fratasado del hormigón.

En ZBM-Pulimentos Zafra contamos con la más alta experiencia de técnicas de pulido de hormigón tanto para naves industriales como para pisos con excelentes acabados. Gracias a nuestra disposición de maquinaria satélite, abarcamos medidas de trabajo de 500mm, 680mm, 750mm y 880mm, algunas de ellas control remoto y todas dotadas de aspiradores de gran capacidad. Utilizando diamantes de gran calidad rebajamos y afinamos el suelo ofreciendo diferentes acabados a nuestros clientes.

Utilizamos tecnología de partículas de Nano Litio de gran calidad para endurecer el hormigón y formar una capa de rodadura increíblemente resistente al tránsito continuo de personas o maquinaria sin olvidarnos de una brillante estética. Recomendado para fábricas, aparcamientos, centros comerciales, almacenes, naves industriales, segundas viviendas, etc…

 

 

Incorporamos a nuestra gama de servicios, el tintado de pavimento decorativo. Asesorando a nuestros clientes, ofreciendo la capacidad de elegir el propio diseño de su suelo. Pigmentado logotipos de empresa, o cualquier idea que nuestros clientes nos requieran.

Los suelos de hormigón son altamente resistentes. Gracias al pulido conseguimos mantener las óptimas condiciones estéticas de este material y logramos superficies lisas con alto atractivo visual.

 

MANTENIMIENTO ECONÓMICO, SENCILLO Y RÁPIDO

Los pavimentos de hormigón pulido son muy fáciles de limpiar ya que requieren únicamente de un fregado manual o automático con un detergente con PH neutro adecuado para este tipo de superficie.

En este sentido, en ZBM-Pulimentos Zafra recomendamos además utilizar pads diamantados en la limpieza, en lugar de cepillos, acompañado de un producto recomendado por nuestra empresa, con el que además se mantiene protegido el suelo.