Tratamiento con materiales diamantados de última generación dejando un aspecto natural y una larga durabilidad del brillo.

Tras el paso del tiempo y un exceso de desgaste de un suelo de mármol, terrazo, mosaico hidráulico, etc, un simple vitrificado/cristalizado, mejoraría el aspecto del mismo pero con muy poca calidad y duración.

Para evitar esta situación, se puede diamantar/micropulir el pavimento, con ello conseguiremos eliminar imperfecciones, pequeños arañazos y dar vida de nuevo al mismo.

El diamantado/micropulido, se realiza con una máquina rotativa provista de discos de diamante o pads diamantados.

Un suelo que previamente ha sido diamantado, aumentará la calidad del brillo y la duración del mismo.

No dude en darle una renovación a su suelo, con el nuevo sistema de diamantado/micropulido con máquinas abrillantadoras, nos ahorramos procesos tan laboriosos como es el mismo pulido o rebajado. Un micropulido ofrece limpieza, rapidez y acabados excelentes en viviendas particulares, dándole una renovación a su suelo.